¿Por qué la harina de soya se ha convertido en un ingrediente esencial en raciones de bovinos?

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Febrero 2021
compartir
Harina de soya rumiantes, harina de soya ganado bovino, Harina de soya extruida, soya extruida, extruida, extrusión, soya, Suplementación Bovina, aporte nutricional de la harina de soya extruida, contenido nutricional de la harina de soya extruida, ganadería de leche, ganadería de ceba, suplementación con harina de soya extruida, nivel de proteína harina de soya, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CON
A lo largo de un siglo, la harina de soya se ha convertido en una fuente importante de proteína para los animales, tanto los monogástricos como los rumiantes. Foto: cocinista.es
Con ocasión de los 100 años de uso de este producto, varios expertos efectuaron una nueva revisión bibliográfica sobre los beneficios del suplemento en pollos, cerdos y rumiantes. En este artículo, hablaremos sobre los efectos en estos últimos, principalmente en vacas.

 

Ruiz y otros (2020) explicaron que la soya se introdujo en 1766, pero que solo a principios del siglo XX la producción de este cultivo y su coproducto, la harina de soya, aumentó de manera constante y se empleó en la alimentación animal.

 

Respecto al suministro de harina de soya en dietas de rumiantes, destacaron que es menor que en las dietas de monogástricos, específicamente en EE. UU. (Lea: Aumento de la producción de carne demandará mas harina de soja al 2050)

 

“En los países que no son productores de soya, el nivel de inclusión de la harina de soya es menor debido a un mayor consumo de otras fuentes de proteína como el girasol, la colza (canola) entre otras”, señalaron.

 

En Colombia, Dagoberto Carpintero, zootecnista de la Universidad de Cundinamarca y asesor nutricional de ganaderías de leche, explicó que la harina de soya de forma extruida se usa en ganaderías de la sabana de Bogotá.

 

La torta de soya es un subproducto que resulta de prensar el fríjol y sacarle el aceite. En cambio, con la extrusión se toma el fríjol completo, sin extraer el aceite, y lo mandan a extrusión”, indicó.

 

Ruiz explicó que la harina de soya es la referencia para los ingredientes proteicos, pues “la palatabilidad, el contenido energético, el perfil de aminoácidos y las características de su degradación en el rumen” hacen de ella “una excelente fuente de proteína para los rumiantes”.

 

La harina de soya, originalmente denominada "torta" de soya, se utilizó para el engorde de ganado en China mucho antes del siglo XX. (Lea: ¿Qué es y cuáles son las ventajas de la harina de soya extruida?)

 

Originalmente el uso de la harina de soya en las raciones de rumiantes era principalmente como suplemento a las raciones de forraje (de pastoreo o de establo), con proporciones fijas entre la harina de soya y el grano (1:4), lo que proporcionaba un suplemento de 20 % de proteína cruda a las dietas de forraje.

 

“El consiguiente reconocimiento de los beneficios de las dietas más balanceadas –y por lo tanto formuladas–  llevó a una investigación adicional de la composición nutricional de la harina de soya para vacas lecheras y ganado de carne”, recalcó el artículo de Ruiz.

 

A lo largo del siglo XX, se llevaron a cabo diversos estudios de los efectos de incluir este producto en la dieta del ganado, hasta que en los años 90 se reevaluó su potencial por su densidad de nutrientes en términos de energía y aminoácidos con relación a otros ingredientes proteicos.

 

Las distintas formas de la harina de soya, como la harina de soya expeler versus la extraída por solvente y los productos de soya protegidos en el rumen que fueron revisados o desarrollados contribuyeron al aumento de su utilización.

 

“La harina de soya expeler (u otros tratamientos para mejorar la proteína de sobrepaso del rumen) puede desempeñar un papel fundamental en la mejora del rendimiento de los animales y en la reducción de la carga de nitrógeno/excreción asociada con la harina de soya extraída por solvente o con ingredientes alternativos”, detalló el artículo.

 

De este modo, la harina de soya ha desempeñado un papel importante en el establecimiento de raciones para ganado de carne y leche, sobre todo en ejemplares de alto nivel de rendimiento. (Lea: La torta de soya, una gran fuente de proteína para el ganado)

 

Finalmente, “la inmensa base de datos sobre la composición de la harina de soya, la degradación en el rumen, la producción de proteína microbiana o la digestibilidad y el metabolismo intermedio de los aminoácidos hace que sea un ingrediente excepcionalmente conocido y adecuado para la formulación de raciones fiables”.