En Cesar no para el robo de bovinos y el sacrificio clandestino

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Mayo 2017
compartir
Abigeato Cesar mayo 2017, abigeato Chiriguaná mayo 2017, abigeato Cesar, Sacrificio clandestino Cesar, sacrificio clandestino ganaderos Cesar, acciones contra sacrificio clandestino ganaderos Cesar, acciones contra abigeato Cesar, ganadería Cesar, Policía Ejército ganaderos Cesar, matadero Chiriguaná mayo 2017, CONtexto ganadero, ganadería Colombia
El abigeato y el sacrificio ilegal se han vuelto una constante en Cesar. Foto: elpilon.com.co
Los cuatreros disparan en la cabeza del bovino con una escopeta, lo descuartizan con machetes y luego se llevan las partes en canastas o baldes que luego venden a expendios clandestinos.
 
El Cesar es uno de los departamentos más azotados por este flagelo.
 
A pesar de que la Policía se ha esforzado por ejercer mayor vigilancia en predios y vías de este Departamento,  Los productores insisten en que las autoridades deben controlar mejor el tránsito de ganados y la venta de carne. Para ellos, es inconcebible que el producto se siga comercializando en las calles.. (Lea: Abigeato, flagelo que azota a los ganaderos de Colombia)
 
De acuerdo con Cristóbal García, ganadero en Chiriguaná, el pasado fin de semana fueron hurtadas 32 vacas que afortunadamente la Policía recuperó antes de ser sacrificadas. En el operativo, capturaron a los presuntos responsables e incautaron los camiones.
 
Sin embargo, el productor lamentó que estas acciones no terminen con la judicialización de los responsables, debido a la laxitud de las leyes que impide que los delincuentes dedicados al abigeato tengan castigos más severos.
 
La Policía los pone a disposición de la Fiscalía y vienen y los sueltan. Se cansan de detenerlos, porque luego salen por captura indebida o menor cuantía. O sea tienen que ser $100 millones para justifique el arresto”, dijo. (Lea: Avanzan acciones de la Policía contra el abigeato en Cesar)
 
A diferencia del hurto de esta semana, García precisó que la mayoría de robos se hacen bajo la modalidad de carneo, que consiste en matar al animal en potrero y destazarlo para llevarse la carne.
 
Según él, los cuatreros disparan en la cabeza del bovino con una escopeta, lo descuartizan con machetes y luego se llevan las partes en canastas o baldes que luego venden a expendios clandestinos.
 
Se trata de puestos instalados en la calle, donde se expone la carne al aire libre sin preservar la cadena de frío. Esta escena se repite tanto en los municipios de Chiriguaná, Becerril y La Jagua, como en Valledupar. (Lea: En Cesar están acabando con los burros)
 
Justamente, en febrero de este año, CONtexto ganadero alertó sobre las pobres condiciones de salubridad, higiene e inocuidad de los expendios de carne ubicados en la Calle 44 y en La Nevada en la capital de Cesar.
 
La queja llegó hasta la Secretaría de Salud de Valledupar que en convenio con la cartera de Gobierno y la Policía Nacional realizaron una serie de operativos, que dejaron como saldo el sellamiento de 6 establecimientos y la incautación de más de 1.000 kilos de carne de dudosa procedencia.
 
No obstante, en otros puntos de la ciudad y del resto del departamento se conservan estos expendios que ofrecen una carne de dudosa procedencia y sin garantizar la calidad del producto. (Lea: Ganaderos y autoridades trabajan para combatir abigeato en Cesar)
 
En el caso particular de Chiriguaná, la situación es complicada por el sellamiento del matadero municipal, lo que ha permitido el incremento del abigeato.
 
“El matadero no está funcionando desde la administración pasada, porque tienen que implementar las adecuaciones que dijo Invima. Lo están arreglando pero se ha demorado mucho y no se ve el interés de los alcaldes por rehabilitarlo”, cuestionó.
 
El ganadero ha reconocido la labor de la Fuerza Pública, pero demandó mayor atención de las autoridades sanitarias como el ICA y el Invima para combatir este flagelo.
 
Por su parte, el mayor Jorge Salinas Rodríguez, comandante de distrito de Policía de Bosconia, ratificó el compromiso de la Fuerza Pública para combatir el abigeato en el Cesar.
 
“Tenemos una matriz de trabajo que consiste en realizar visitas a las fincas. Se ordenó a todas las unidades policiales abrir un libro donde se registra el paso de camiones que se dedican al transporte de ganado. Otro compromiso es el control a los expendios de carne en los diferentes centros urbanos y también los planes operativos diarios en las vías”, indicó.