Las grandes oportunidades que tiene Colombia con los derivados lácteos

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Abril 2021
compartir
clúster lácteo, Antioquia, Esumer, consumidor, valor agregado, canales de comercialización, Medio Ambiente, derivados lácteos, yogures cuchareables, quesos duros, semiduros, yogures bebibles, lanzamientos, carbohidratos, calorías, vegetales, frutas secas, nueces, bebidas probióticas, sostenibilidad, cadena de valor, empaquetado, Trazabilidad, Bienestar Animal, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Un trabajo del clúster lácteo de Antioquia identificó una serie de oportunidades de negocios para los derivados lácteos de Colombia. Foto: camaramedellin.com.co

El consumidor actual demanda productos con valor agregado, busca nuevos canales de comercialización, valora empresas que sean respetuosas con el medio ambiente.

 

Estas son algunas de las conclusiones de la actualización del estudio de mercado del clúster de derivados lácteos realizada en 2020 en donde se encontró que los yogures cuchareables, quesos duros y semiduros y yogures bebibles lideran nuevos lanzamientos, según lo expuesto por Isabel Ramos, Coordinadora del observatorio de tendencias de Esumer.

 

El queso en presentaciones tipo snack, bocadillos y refrigerios saludables atienden a una población que busca productos bajos en carbohidratos y calorías. A los tradicionales chedar, suizo, gouda, colby se suman presentaciones que incluyen vegetales, frutas secas, nueces, chocolate, entre otros. (Lea: Aunque todavía son bajas, las exportaciones de lácteos se duplicaron en 2020)

 

Yogures bebibles y las alternativas basadas en plantas y con enfoque orgánico lideran el crecimiento en los últimos años con un 15,66 % y 13,72 %, respectivamente.

 

Las bebidas probióticas vienen liderando el mercado debido a sus propiedades para la salud y sus presentaciones cada vez más convenientes para un consumidor que desea alimentarse sanamente pero que posee poco tiempo.

 

Por su parte, Luis Ortiz, también Coordinador del observatorio de tendencias de Esumer, manifestó que se identificaron nueve grandes tendencias, con sus respectivos desafíos:

 

1) Industria sostenible: Innovación y procesos limpios

 

Estrategias de sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor. Consumidor informado y que considera aspectos relevantes como el empaquetado, la procedencia y trazabilidad del producto, el tratamiento que se le da a los animales, entre otros aspectos.

 

En tal sentido los productores trabajan en tecnologías ambientales sostenibles: fertilización orgánica, alternativas alimenticias (praderas compuestas, forrajes, henos, ensilajes), manejo integrado de plagas, ordeño higiénico y enfriamiento adecuado de la leche, recuperación y manejo de microcuencas y manejo del recurso hídrico, entre otros aspectos. (Lea: ¿Son los lácteos saludables?)

 

La industria, por su parte, en buenas prácticas operativas que prevengan la contaminación del agua y el aire; tecnologías limpias de menor consumo de energía; procesos orientados al buen manejo de subproductos y residuos; y, sistemas de tratamiento de aguas residuales.

 

Los consumidores deben hacer disposición adecuada de los envases de los productos lácteos; fomentar la cultura dl reuso del envase e incluso la eliminación del mismo.

 

2) Exprimir el lactosuero: Innovación y aprovechamiento

 

Mercado viene creciendo en los últimos años. Se estima que para 2024 el mercado de proteína de suero sea de más de US$15.000 millones y en América Latina de US$2.000 millones.

 

Aprovechando el poder de la proteína el lactosuero se puede utilizar para el desarrollo de nuevos productos fuera del core del sector. Por ejemplo, como materia prima para la elaboración de empaques sostenibles y nuevos productos derivados lácteos con las propiedades del lactosuero.

 

3) Leches verdes: La revolución vegana

 

Para el 2024 este tipo de leches moverán 20 billones de dólares, el yogur vegano un billón de dólares y el helado 640 millones de dólares.

 

Aquí las oportunidades están dadas por el lado de productos lácteos híbridos que combinen las propiedades nutritivas de la leche con las de los vegetales. (Lea: Productores e industria buscan elevar el consumo de leche per cápita en 170 litros al año)

 

4) Lácteos orgánicos: La preferencia por lo natural

 

El valor del mercado mundial para 2024 se estima que llegará a US$28.700 millones donde la leche, el yogur, los quesos, la mantequilla y los helados van a tener una cuota muy amplia.

 

Allí se identificaron como desafíos el desarrollo de nuevas tecnologías y la implementación de plataformas de comunicación directa con los consumidores; vinculación de manera directa de los productores con los consumidores permitiéndoles la adquisición de los productos y la identificación del origen de los mismos; y el consumo de derivados lácteos reducidos y bajos en grasa, sin azúcar o productos provenientes de animales alimentados sanamente.

 

5) Productos funcionales: Alimentando la salud física y mental

 

El mercado de los probióticos viene creciendo fuerte en los últimos años y se estima que para 2025 habrá un crecimiento del 7 % en el mercado de Suramérica y allí los productores líderes serán las bebidas lácteas aromatizadas y fortificadas, y los yogures fortificados y con probióticos.

 

Aquí se está en la búsqueda de alimentos saludables por parte del consumidor donde se integran alimentos tradicionales como la kombucha y el kéfir (productos tradicionales de Asia); nutricosméticos, productos enriquecidos con proteínas para el mantenimiento de la salud de la piel, dientes, cabello y uñas.

 

6) Consumo on the go: Lácteos a toda hora y en todo lugar

 

En estos momentos las personas están prefiriendo productos que estén articulados a sus rutinas, que tengan facilidad de conservación sin necesidad de nevera o productos que se puedan consumir de manera rápida en cualquier lugar. (Lea: Leche de vaca, ¿necesaria o complementaria?)

 

La preferencia de los consumidores es por productos de larga duración y fáciles de almacenar, además se requiere el desarrollo de productos diseñados para hogares unipersonales, facilitando su consumo y el ahorro en el desperdicio de alimentos.

 

7) Fitness: Mercado deportivo y energético

 

El consumidor busca productos que le ayuden a cumplir con sus objetivos y propósitos deportivos de manera rápida y segura, además, que aíslan los macro y micronutrientes lácteos incorporándolos a productos especializados para deportistas.

 

8) Buscando la buena leche: Cambios en los patrones de consumo

 

El 17 % de los consumidores latinoamericanos prefiere productos de su país de origen; 57 % busca productos con calidad superior; 49 % ingredientes naturales/orgánicos; 48 % amigables con el medio ambiente, 39 % socialmente responsables; y 79 % productos que respondan a sus demandas claves

 

Así mismo, surgen nuevos segmentos de mercado como las mascotas que influirán en el desarrollo de productos derivados lácteos especializados, bajos en grasa, sin lactosa y en presentaciones más pequeñas y fáciles de consumir.

 

Los clientes cada vez más prestan atención a la procedencia y origen de los ingredientes presentes en los productos que consumen. Los sellos y la información visible, actualizada y real se convertirán en un elemento clave a la hora de comprar.

 

9) Contando otras historias: Vendiendo experiencias lácteas

 

Hay que contar la experiencia láctea de otra manera, vincular a influencers para conectar con el consumidor, contar los múltiples beneficios de la leche y sus derivados. (Lea: Fedegán asume presidencia del Consejo Nacional Lácteo)

 

Destacar el origen de los productos que se consumen, su relación con el entorno y los beneficios e impactos que generan a través de historias que transmitan un mensaje al consumidor.

 

Entre las oportunidades de negocio que se derivan de todo esto están las bebidas fermentadas y leches saborizadas, proteína de leche como suplemento dietario en el mercado deportivo y energético. 

 

Ofrecer pequeñas presentaciones de quesos madurados u otros productos. El queso doble crema y el quesillo son atractivos en Estados Unidos, lo cual abre la oportunidad de exportación; así mismo, productos saludables como lácteos funcionales y productos híbridos, al igual que larga vida o madurados como quesos.

 

Otras opciones de exportación son los dulces de leche, manjares, variedad de sabores en yogures. A ello se suman para mercado externo e interno de leches combinadas con frutas y helados de yogur; leche de origen y de pastoreo, ultrafiltradas y concentradas.