Beneficios de la tierra de diatomea también aplican en fincas ganaderas

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Febrero 2017
compartir
Tierra de diatomea, tierra de diatomea ventajas, tierra de diatomea ganadería, tierra de diatomea suelos fincas ganaderas, tierra de diatomea propiedades, diatomea, alga marina, fertilizante ganadería, CONtexto ganadero, ganadería Colombia
La tierra de diatomea aporta nutrientes al suelo y evita la proliferación de plagas. Foto: lahuertinadetoni.es
La tierra de diatomea es un polvo blanco que se forma de algas fosilizadas y que se utiliza como fertilizante e insecticida natural. Usada generalmente en jardines, e incluso en animales domésticos, también se está empezando a emplear en la ganadería.
 
También conocida como diatomitas o tierra blanca, se trata de algas marinas o fitoplancton que se ha fosilizado y formó una roca sedimentaria, cuya presentación viene en un talco de color blanco. Están compuestas principalmente de dióxido de silicio.
 
Carolina Gachetá, ingeniera agrónoma y asesora del laboratorio de suelos de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, explicó de dónde proviene este elemento. (Lea: ¿Qué tipos de productos corrigen problemas en el suelo?)
 
La tierra de diatomea se extrae de fósiles de algas donde antes estaba el océano, que luego de millones de años el agua cedió, dejando en su lugar los restos de estas algas”, sostuvo la experta.
 
Añadió que esta característica hace de este insumo un producto “totalmente biológico y orgánico”, por lo cual su empleo no tiene tantos efectos contraproducentes como los de otros elementos.
 
La ingeniera agrónoma resaltó que esta tierra tiene una gran efectividad para eliminar plagas en el manejo de forrajes y cultivos. (Lea: Aumento exagerado de precios de fertilizantes preocupa a ganaderos)
 
Se utiliza para combatir plagas de pastos como el chinche o demás insectos del clima frío, porque lo que hace la diatomea es adherirse al cuerpo del insecto y lo degrada, impidiendo que se alimente”, precisó.
 
En efecto, este insumo se ha utilizado en jardines y huertos para eliminar ácaros, gorgojos, polillas, garrapatas, hormigas y demás plagas que consumen la planta y frenan su desarrollo.
 
Las diatomeas tienen bordes microscópicos afilados que son letales para los exoesqueletos de los insectos. Cuando caminan sobre ellos, las finas partículas desgarran su caparazón y matan al organismo por deshidratación.  (Lea: Beneficios de usar estiércol líquido como fertilizante orgánico)
 
A diferencia de los pesticidas, no existe el riesgo de que los insectos desarrollen una resistencia porque su acción es física. Además, su efecto es duradero porque la tierra se mantiene estable y solo se anula por acumulación de polvo u otros desechos.
 
Otra ventaja es que no deja residuos químicos y registra una baja toxicidad en mamíferos, por lo cual se puede usar en pastos y cultivos destinados a ensilaje que vayan a ser consumidos por las vacas.
 
Esto en cuanto al control de insectos, pues también funciona como fertilizante para mejorar el contenido mineral del suelo. (Lea: Tenga cuidado de comprar fertilizantes y plaguicidas adulterados)
 
“Para fertilización, las diatomeas contienen micronutrientes que, combinados con materia orgánica, ayudan a la nutrición de los cultivos”, puntualizó Gachetá.
 
Hay sitios web en los que se afirma que la tierra de diatomea posee casi 40 minerales y oligoelementos que aumentan la fertilidad de la tierra, algunos de los cuales son minerales traza benéficos para las plantas.
 
Un tercer uso de este polvo está enfocado en el cuidado de animales domésticos como los perros, pues tiene una acción profiláctica y desodorante en ellos. También sirve para eliminar pulgas y chinches de cama que usualmente molestan a estos animales.