Paneles solares, una opción rentable para extraer agua para el ganado

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Abril 2022
compartir
Paneles solares
El uso de paneles solares para fincas sin agua natural es una opción viable y que reduce costos. Foto: Captura de pantalla

El agua es un factor clave en cualquier finca, bien sea agrícola, pecuaria o que combine las dos actividades, y no todas tienen la posibilidad de acceder fácilmente a este preciado líquido.

 

En el caso de la ganadería se calcula que un bovino adulto consume diariamente en agua del 8 al 10 % de su peso corporal, es decir, que una vaca lechera que se acerca voluntariamente cuatro veces al día al bebedero ingiere entre 38 y 110 litros del líquido.

 

Esta demanda resulta bastante alta cuando un predio no cuenta con afluentes naturales propios que le permita de manera fácil proveer de agua a los animales.

 

Es el caso de la finca Mayorca ubicada en La Tebaida, departamento del Quindío, donde Hamilton Murillo Orejuela, un tecnólogo en producción animal, encontró como solución, desde hace un par de años, el uso de paneles solares.

 

 

 

 

Según lo señaló el profesional en una nota del programa La Finca de Hoy, el predio cuenta con un pozo a 20 metros de profundidad y una distancia de allí a los tanques de aproximadamente 300 metros y una altura de 60 metros. (Lea: Conozca las ventajas del uso de energía solar fotovoltaica en el negocio ganadero)

 

Con estas características utilizan una bomba de caballo y medio para lograr dar entre 20.000 y 30.000 litros de agua diarios y así están abasteciendo las 300 cabezas de ganado que se tienen en el predio.

 

La ventaja que se tiene es que goza de muy buenas condiciones solares ya que allí se registran hasta 12 horas de luz natural por día, lo cual ha sido un gran beneficio para el trabajo que realizan.

 

Gracias a esta situación se han favorecido porque han podido implementar sistemas fotovoltaicos para generar la energía que se requiere.

 

Desde el cuarto de máquinas se transforman los rayos solares en energía plenamente funcional para todo lo que se requiere en la finca para las actividades diarias.

 

“El sistema de nosotros por medio de los paneles y la radiación solar y un equipo que se llama inversor, convierte la radiación en energía alterna y podemos darle la energía a la motobomba para poder extraer el agua”, indicó.

 

Explicó que el funcionamiento del sistema es muy sencillo, se necesita tener un pozo, bien sea uno perforado, un aljibe o un reservorio y allí se instala una motobomba convencional de las que se consiguen en el mercado que son sumergibles y trabajan a 220 voltios. (Lea: Ganaderos ya utilizan riego con paneles solares para tener pastos permanentes)

 

Con 10 paneles solares se generan 1.800 vatios de energía por hora para suministrar agua a un total de 320 potreros que tiene la finca, es decir que con este sistema se alcanzan a cubrir alrededor de 95 hectáreas que conforman este predio.

 

De acuerdo con lo expuesto por Murillo allí el agua la están extrayendo solamente con la radiación solar, sin necesidad de combustible ni energía eléctrica por lo que considera que es algo totalmente rentable para cualquier finca.

 

Allí logran llenar seis tanques de 5.000 litros. El agua es extraída del pozo perforado y mediante una manguera de pulgada y media se lleva a los tanques que están ubicados en la parte más alta de la finca. Desde allí mediante una manguera común y por gravedad el líquido llega a todos y cada uno de los potreros y las estructuras como los terneriles y la sala de ordeño.

 

Ahora el agua es constante y no como sucedía en el pasado donde se nutrían de un distrito de riego. “Con esto logramos intensificar mucho más la producción ganadera en la finca”, asegura este productor.

 

La reducción de costos ha sido muy importante, en el caso de la energía, por ejemplo, ha sido del 60 % y en el del agua en 80 %. El precio mínimo de este sistema, garantizando la extracción de 10 mil litros de agua y una vida útil de hasta 30 años es de $7 millones. (Lea: Así funciona el riego a través de paneles solares)

 

“La recuperación de la inversión, dependiendo del sistema, se logra en un periodo entre 2 y 4 años”, señaló.

 

Técnicamente se recomienda que al sistema se le hagan dos mantenimientos preventivos por año lo cual incluye limpieza de paneles y verificación de cableados y tuberías ya que los mismos animales pueden dañarlos en un determinado momento.