Retomar el Sinigán, una necesidad para la ganadería colombiana

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Agosto 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Sinigán, sinigan colombia, sinigán fedegán, Ministerio de Agricultura, Identifica, Trazabilidad, trazabilidad ganado colombia
A final de 2012, cuando el programa le fue entregado al Ministerio de Agricultura, ya había identificado y trazado 675 567 bovinos. Foto: llanera.com - ica.gov.co

Las exigencias internacionales por parte de los países consumidores potencialmente importadores de carne colombiana, y la necesidad de trazar el hato del país, llevaron al Gobierno a dar inicio a una regulación normativa que a la par modernizara y reconvirtiera el sector.

 

Este camino arrancó el 21 de octubre de 2004, fecha en la que se expidió la Ley 914, bajo la cual fue creado el Sistema Nacional de Información e Identificación del Ganado Bovino, Sinigán, así como la Comisión Nacional del Sinigán. (Lea: Inicia programa IdentifICA para garantizar la trazabilidad animal)

 

Tras su creación, el Ministerio de Agricultura le asignó a la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), la administración, ejecución y puesta en marcha de este ambicioso sistema, toda vez que el gremio cúpula tenía una amplia experiencia, trayectoria y equipo técnico para desarrollar una herramienta de alta complejidad como esta, pues el reto no era de poca envergadura: trazar e identificar el hato nacional.

 

El reto arrancó en 2007 y estuvo en manos del gremio cúpula hasta diciembre de 2012. En ese tiempo y bajo diversos contratos se llevaron a cabo varias actividades para que el reto planteado pudiera cumplirse.

 

Lo primero fue construir un software en donde estuviera alojado el Sinigán. Asimismo se llevó a cabo el proceso para escoger a los fabricantes de los dispositivos para adelantar el plan piloto de identificar a los animales. Para 2008, el país logró tener lista la plataforma tecnológica y fue posible identificar y registrar 66 explotaciones y 34 126 animales. (Lea: ICA adquiere más Dispositivos de Identificación para ganado)

 

Al año siguiente el reto no era menor, ya que se llevó a cabo todo el proceso de diseño, desarrollo, implementación, capacitación y soporte para facilitar la captura de toda la información relacionada con el Sistema de Identificación. Sin embargo, eso no evitó que se registraran 293 fincas y 101 200 bovinos.

 

Hace una década, el Sinigán tuvo un año de ensueño, pues en ese momento definió los mecanismos de comercialización del DIN (Dispositivo de Identificación Nacional) a través de la Bolsa Mercantil de Colombia, así como la convocatoria para que fuera evaluado y posteriormente suministrado.

 

Además de lograr que en el aplicativo desarrollado se registraran 144 143 explotaciones y 313 719, triplicando lo del año anterior, el sistema fue presentado en un Taller Regional de Identificación y Trazabilidad para América Latina y el Caribe. A eso se le suma que la iniciativa que se veía como un sueño en 2004, le fue presentada al funcionario de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE). (Lea: La mitad de departamentos concentran el 90 % del ganado identificado)

 

Un aspecto más. Ante los resultados que venía mostrando, el Ministerio de Agricultura dio a conocer la Resolución 380 del 21 de octubre de 2010, en donde se estableció la obligatoriedad de la identificación y registro de bovinos y bufalinos en el Sinigán en la Zona de Alta Vigilancia (ZAV).

 

A partir de allí, el ICA también emitió la Resolución 3333 del 21 de octubre de 2010, en donde estableció la ZAV para fiebre aftosa en los departamentos de Boyacá, Arauca y Vichada.

 

En 2011, y aprovechando las resoluciones emitidas por el Ministerio de Agricultura y el ICA, la identificación y registro con el Sinigán era obligatoria en la ZAV. Además, el sistema brindó apoyo en el control de los animales que se movían hacia o desde la Zona de Alta Vigilancia. (Lea: Esta fue la cantidad de animales que se trazaron en 2019)

 

El éxito del sistema era tal que en ese año la identificación de los animales ya superaba los 564 655 y en el aplicativo estaban registradas 88 704 explotaciones ganaderas homologadas en 31 departamentos.

 

Sin embargo, el último año de operación de un proyecto que venía dando resultados fue 2012. Para ese año el Ministerio de Agricultura estableció dos resoluciones, la 0338 de 2012 en donde adoptaba la segunda versión del estándar de identificación nacional; y la 380 y 381 de 2012, en ellas la cartera agropecuaria obligaba a que todos los bovinos fueran identificados y registrados en el Sinigán, además era obligatorio para la zona fronteriza con Venezuela y Ecuador.

 

Al 28 de diciembre de 2012, en el aplicativo del Sinigán estaban registrados 28 703 usuarios, 286 establecimientos, 675 567 bovinos, 91 188 hierros, 123 794 explotaciones ganaderas. Eso sin tener en cuenta los bonos de venta, guías de transporte, animales movilizados y comercializados que quedaron registrados gracias al Sinigán. (Lea: En 6 meses de 2019 se identificaron cerca de 100 mil bovinos)

 

Entre 2005 y 2012, en el Sistema Nacional de Información e Identificación del Ganado Bovino se invirtieron $26 350 millones, en donde el 66 % del capital ($17 450 millones) se destinaron al inicio de la operación del proyecto, los $8.409 millones restantes se usaron en la conceptualización e implementación del mismo.

 

Identificación y trazabilidad en manos del ICA

 

Pese a que el trabajo que estaba liderando el gremio estaba dando resultados, el gobierno del momento tomó la decisión de sustituir a Fedegán como administrador de Sinigán y procedieron a trasladar esta actividad al ICA, una decisión que no tuvo ningún soporte técnico, sino que tuvo un enfoque decididamente político.

 

Pese a que el sistema creado y desarrollado por los ganaderos, en febrero de 2013, el ICA dio a conocer el Programa de Identificación, Información y Trazabilidad Animal IdentifICA, una herramienta estratégica para fortalecer la gestión sanitaria a nivel de los programas de control y erradicación de enfermedades que afectan a los animales; contribuye a mantener el estatus sanitario logrado por el país y asegura con ello la inocuidad de los alimentos de origen animal. Este programa fue evaluado por una comisión de expertos de la autoridad sanitaria de los Estados Unidos, APHIS-USDA, que conceptuó que con su aplicación, Colombia puede garantizar la condición sanitaria de la producción bovina colombiana.

 

Entre 2014 y 2019, el ICA ha ejecutado más de $47 332 millones, casi doblando el presupuesto que utilizó el gremio en la implementación del Sinigán.

 

El gerente general del ICA del momento, Luis Humberto Martínez manifestó “que esta identificación permite recolectar información de las fincas y realizar la respectiva caracterización de la explotación ganadera de la región, además de ejercer un control legal de la movilización bovina y bufalina, cumpliendo con los requisitos legales y evitando el contrabando y el abigeato”. (Lea: Esta es la propuesta de IdentifICA para aumentar trazabilidad bovina)

 

“El objetivo es contar con una base de datos como historial, ubicación y trayectoria de los animales desde el predio, al matadero, hasta llegar al consumidor final, garantizando las políticas de sanidad y de seguridad alimentaria, que tiene el ICA”, anotó Martínez Lacouture, al tiempo que agregó que “IdentifICA permite la trazabilidad animal para que los consumidores puedan hacerle seguimiento a la carne desde el predio de cría hasta que el producto llegue a su mesa”.

 

La identificación de los bovinos y bufalinos se realiza de forma individual, mediante la aplicación gratuita del Dispositivo de Identificación Nacional, DIN.

 

Según la entidad, las cifras de trazabilidad bovina con corte a 30 de juniode este año, en donde se evidencia que el programa avanzó en medio de la pandemia pero sigue corto frente a las pretensiones de identificar todo el inventario nacional. (Lea: El Sinigán siempre ha sido propiedad del Gobierno: Lafaurie)

 

Los avances del Programa de Identificación e Información del Ganado Bovino y Bufalino ‘IdentifICA’ muestran que con corte al primer semestre de 2020 se han chapeteado 4 790 708 animales en los 32 departamentos del país y la capital.

 

En total, entre febrero y junio de este año de pandemia del coronavirus y la COVID-19, se han identificado 95 447 animales según las cifras publicadas.

 

Es un ritmo similar al de 2019, en el que se ingresaron alrededor de 170 000 animales al programa, lo que es mucho menor al promedio anual de 570 000 ejemplares que el ICA alcanzó desde que asumió el programa en 2012 hasta 2018. (Lea: 5 elementos para lograr la trazabilidad bovina en Colombia)