Cosas buenas que dejó el 2018 para los ganaderos

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Enero 2019
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, iván duque, presidente de colombia, #36CongresoGanadero, Congreso Nacional de Ganaderos, Andrés Valencia Pinzón, Ministerio de Agricultura, fedegan, Federación Colombiana de Ganaderos, retalación del gobierno, aftosa, Fiebre aftosa, ICA, fondo parafiscal, parafiscalidad ganadera, FNG, Fondo Nacional del Ganado, recursos parafiscales, –
El presidente Duque recibió una condecoración por parte del gremio. Foto: CONtexto ganadero.
Además del cambio de gobierno por un nuevo mandato que reconoce la importancia de la ganadería para la economía colombiana y la sanción presidencial de la ley de abigeato, está el inmejorable balance dejó 36º Congreso Nacional del Ganaderos, en la que se anunció el regreso de la administración de la cuota farafiscal de la carne y la leche a Fedegán. 
 
La presencia del presidente, Iván Duque y varios de sus ministros de despacho; fue uno de los hechos más positivos más detacados para la ganadería, junto con el mensaje claro del gobierno de recuperar el la actividad ganadera, fue el resultado que dejó el evento más importante del sector.
 
La edición 36 del Congreso Nacional de Ganaderos marcó un antes y un después en las relaciones entre el Estado y la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán: quedó reestablecido el vínculo entre el Ejecutivo y el gremio, así como un compromiso de trabajar por el sector que requiere recuperar con urgencia su estatus sanitario así como retomar el rumbo exportador que venía adquiriendo. (Lea: Duque presentó sus 7 pilares para la ganadería). Vale la pena darle una mirada a este hecho.
 
Reconocimiento a ganaderos y relaciones restablecidas
 
 La inauguración del evento estuvo marcada por el reconocimiento a la labor destacada de un grupo de productores y entidades del sector, las cuales han trabajado incansablemente por hacer de la vida del campo un ejemplo a seguir.
 
Posteriormente los discursos del ministro de Defensa, Guillermo Botero, así como de Agricultura, Andrés Valencia, estuvieron encaminados a garantizar la seguridad del campo y superar la crisis que vive el campo ocasionada por la aftosa, que, a decir verdad, hoy al inicio de 2019 Colombia cuenta con un escenario más despejado sobre este tema y el comercio de carne especialmente.
 
Valencia afirmó en su momento, que las diferencias del pasado con la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, están superadas y que es un momento histórico en donde el Gobierno y el gremio deben trabajar articulados en pro de generar un sector con más equidad para las 450 mil familias que dependen de esta actividad. (Lea: Bienvenido presidente, para construir juntos el futuro ganadero)
 
Agregó que parte de la normalización entre el gremio y el Gobierno pasa por poner fin a la indefinición en la administración del FNG -hecho que se concretará mañana miercoles con la firma de un nuevo contrato de administración de la cuota parafiscal firmado entre el Gobierno y Fedegán. Desde ese momento el funcionario trabajó con el equipo jurídico del ministerio para adelantar los trámites necesarios para entregar la administración de la cuota parafiscal de fomento ganadero y de esta manera continuar fortaleciendo al sector.
 
El jefe de la cartera agropecuaria indicó que el primer desafío a superar –con el concurso de los productores– es el flagelo de la fiebre aftosa. Esa situación que desde finales de 2017 está afectando la actividad ganadera colombiana ha ocasionado enormes repercusiones económicas en el hato.
 
Bienvenido presidente y 7 planes para el sector
 
En su discurso durante el 36º Congreso Nacional de Ganaderos, José Félix Lafaurie Rivera recogió la invitación que hiciera el Presidente de la República, de pasar la página, mirar hacia delante, unir esfuerzos y trabajar, hombro a hombro, con el Gobierno Nacional para construir juntos el futuro. (Lea: Más de 2.000 personas en el inicio del Congreso Nacional de Ganaderos)
 
“Ganadería Colombiana – Hoja de Ruta 2018 – 2022”, es un conjunto de estrategias que los ganaderos le plantean al presidente Duque, para hacer del campo un instrumento estratégico para la generación de ingresos y bienestar colectivo, amén de su papel en el entorno mundial como proveedor de alimentos.
 
En ese orden de ideas, Lafaurie Rivera, agradeció la presencia del presidente Duque, resaltó el valor que representa para los ganaderos la participación del Gobierno en el Congreso Ganadero, y la gran alianza entre los dos, para avanzar en la recuperación del campo y de la ganadería a partir de lo que denominó el empalme ganadero –una gran alianza, respetuosa, propositiva y con voluntad de cambio, que restablezca la importancia estratégica del campo y obre en consecuencia–.
 
El dirigente le propuso al primer mandatario –como parte de la Hoja de Ruta–, cinco retos que impactarían de manera inmediata y sustantiva al sector agropecuario. (Lea: Fedegán condecoró a ganaderos y entidades por su destacada labor)
 
El ordenamiento productivo: Explicó que es necesario, a partir de un mapa realista de la vocación de la tierra, que el catastro se convierta en un factor de ordenamiento de la producción que, a través de un impuesto predial diferenciado, incentive o castigue el uso adecuado o inadecuado de la tierra.
 
La revolución de las vías: Si bien es cierto que el Gobierno no puede echarse encima la carga de las vías terciarias, sí puede usar su iniciativa legislativa para generar un instrumento de “todos ponen”. Sería una “alianza de infraestructura”, en la que los municipios que decidan utilizar hasta el 30% del predial rural en vías terciarias, reciban otro tanto de la Nación, dentro de un proceso con alta veeduría ciudadana de los aportantes del impuesto.
 
El capital para el campo: El capital huyó del campo, espantado por la violencia. Sobre la base de la seguridad, será posible movilizar capital a través de un “Fondo para el Desarrollo del Sector Agropecuario” alimentado por la inversión de sociedades contribuyentes del impuesto a la renta, que recibirían por ello un incentivo tributario. (Lea: 36º Congreso Nacional: 5 puntos para construir el futuro entre todos)
 
Lo anterior acompañado con acceso real al crédito, apuntalado en un “Sistema Nacional de Garantías para el Sector Agropecuario”
 
Energía para la producción rural: Un instrumento de política pública debe garantizar, primero, el cumplimiento del artículo 8º de la Ley 101 de 1993, que obliga a establecer tarifas diferenciales para la producción agropecuaria; y segundo, una Línea de Crédito con ICR para la adquisición y establecimiento de sistemas alternativos de energía en predios rurales de producción agropecuaria.
 
Agua para la producción rural: Es una paradoja: En uno de los países con mayores recursos hídricos del planeta, no hay agua permanente para la producción agropecuaria, solo el 6% cuentan con estas adecuaciones. (Lea: No se pierda la muestra comercial del 36º Congreso Nacional de Ganaderos)
 
Durante su discurso, Duque destacó la preponderancia que tiene la ganadería en Colombia y su importancia en la transformación de Colombia. El sector tiene impacto en más de 500 mi familias directas e indirectas, representa el 1.6 % del PIB, cerca del 6 % PIB agropecuario y más del 25 % del PIB pecuario. Hechos que evidencian que el rubro integra a pequeños productores, así como a quienes tienen una visión industrializada, por lo que el deber del país es volver a mirar al campo y entender que en el allí está el gran eje del salto social en Colombia.
 
“Por eso vengo a reiterarles que la Colombia que yo sueño es una de equidad, entendiéndola como cerrar las brechas históricas que tiene nuestro país, pero para cerrarlas se requieren 2 elementos: el de legalidad y emprendimiento”, reseñó.
 
De paso aprovechó su presentación para dar a conocer el plan con el que piensa impulsar la ganadería, el cual incluye 7 pilares:
 
1. Avanzar aumentar la capacidad exportadora de la ganadería con valor agregado: para lograrlo se requiere diplomacia sanitaria, que los países en donde se han abierto mercados se tenga personal idóneo que permita una orientación clara para que todos los días llegue el producto hacia ese consumidor anhelado. (Lea: Inicia el 36º Congreso Nacional Ganadero)
 
2. Ganadería sostenible: “es un concepto que entra en armonía con la idea que nosotros tenemos de producir conservando y conservar produciendo. Que requiere transferencia de conocimiento y tecnología. Formar criterios de productividad en menores extensiones”, indicó el presidente Duque.
 
Su idea es que la producción amigable con el ambiente no solamente siga teniendo el reconocimiento que se ha logrado a través del gremio con el apoyo de la banca multilateral, sino que permita incorporar ese sello como una materia distintiva de la producción colombiana frente al mundo para conquistar nuevos compradores. 
 
3. Apoyo decidido para derrotar el abigeato: Esa tarea requiere fortalecer todas las capacidades institucionales, una de ellas, poder monitorear las acciones que están permitiendo el hurto de ganado.
 
4. Por malas decisiones del pasado, se esté amenazando al sector que ya había hecho grandes esfuerzos para que Colombia se constituyera como país libre de aftosa. El presidente tiene un compromiso con el ministro de Agricultura para que se erradique la situación que ha golpeado la economía ganadera. (Lea: Importante presencia gubernamental tendrá el Congreso Ganadero)
 
Eso se va a lograr fortaleciendo al ICA, su capacidad de supervisión, trabajando adicionalmente con la fuerza pública para monitorear y sancionar el contrabando, pero también reconociendo los errores que no se debieron cometer en el pasado, tras quitarle la responsabilidad institucional a quien ya había mostrado resultados”, dijo Duque Márquez haciendo referencia a la experiencia de Fedegán al frente del FNG y las campañas antiaftosa. 
 
5. Papel del ICA: la entidad requiere mejorar administrativamente, usar mejor la tecnología, avanzar en la trazabilidad, tener mejores controles, utilizar innovaciones como el Big Data para que se pueda monitorear con precisión todas las guías de movilización de ganado. “Queremos un ICA al servicio y la eficiencia del sector agropecuario. Nos vamos enfocar en el fortalecimiento de esa institución”, añadió. 
 
6. Implementación de los sistemas silvopastoriles: el Estado está atento a escuchar proyectos e iniciativas de este sector, esquemas con las calidades silvopastoriles de muchos productores que sirvan para ser complementadas por el Gobierno y ampliarlas a nivel país. (Lea: 7 deudas del gobierno a la ganadería bovina)
 
7. Más inversión al sector: el campo colombiano tiene un obstáculo que se llama la informalidad. Si el propósito es transformar el campo, hay que llevar la inversión, pero con condiciones en el largo plazo, por eso Duque ha planteado en la Ley de financiamiento –en el esquema de reactivación económica– la exención del impuesto de renta por un tiempo definido para todas esas nuevas inversiones que generen un mínimo de puestos de trabajo en los campos del país.