Cuidar el agua, un asunto de mentalidad

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Julio 2014
compartir
Fenómeno de el Niño Colombia
En general, los colombianos no se preocupan por ahorrar agua en las diversas actividades en las que se requiere su uso, lo que dificulta su preservación. Foto: Alcaldía de Riohacha.
Fenómenos de todo tipo han ido disminuyendo ostensiblemente el líquido en el planeta. Si bien es cierto hace falta concienciar a la gente sobre lo delicado del problema, también lo es que a muy pocos parece importarles preservar el recurso.
 
Una crisis alarmante se está presentando en varias regiones del país a causa de la falta de agua. En departamentos como La Guajira, Cesar, Córdoba, Magdalena, Bolívar, Atlántico, Santander y Norte de Santander, desde hace varias semanas no tienen de dónde surtirse del líquido y dependen de carrotanques para recibir el suministro. (Lea: Proteger el recurso hídrico, prioridad para enfrentar El Niño)
 
Esta situación ha originado significativas pérdidas económicas entre quienes dependen del sector primario de la producción, ya que sin una gota del recurso, no hay posibilidad de producir ninguna clase de alimentos, encareciendo la canasta familiar y haciendo aún más complicado el panorama.
 
Ante esta situación, CONtexto Ganadero consultó con Jéfferson Galeano, profesor de Educación Ambiental de la Universidad de la Sabana, quien argumentó que más allá de establecer qué agentes afectan en mayor medida el recurso, lo importante es establecer una planeación adecuada sobre cómo se debe gastar, además de generar educación en esta materia, ya que esa es la base para aprender a preservar el agua. (Lea: El Niño llegó y entidades competentes no tienen listo plan de acción)
 
“Tenemos una gran cantidad recurso, pero nosotros no sabemos planear y eso nos lleva a situaciones como la que actualmente está viviendo el país hoy en día y es que al no planear, nos encontramos con sorpresas y situaciones como las que está enfrentando la costa Caribe o las que vivió la Orinoquía en el mes de febrero y marzo. Pasa como cuando a usted le llega su salario, si no planea bien sus gastos, al final del mes va tener que recurrir a un préstamo porque el dinero no le alcanzó, así mismo está sucediendo con el agua en Colombia”, expuso Galeano.
 
Sin embargo, este no es el único factor que ha llevado a la catástrofe que están soportando los colombianos en varios departamentos, la no medición de una huella hídrica frente a las diversas actividades económicas que se desarrollan en el país, también es una de las causas del problema, ya que no hay un indicador que establezca cuáles son las acciones que demandan una mayor cantidad del preciado líquido. (Lea: Ganaderos, prepárense para el fenómeno de El Niño)
 
“Sin conocer ese inventario no se pueden generar estrategias, ya que es un elemento de orden económico y del que dependemos todos. Lo ideal sería saber cuánta agua se gasta de cualquier cuenca hídrica y para qué actividad, pero eso es algo que no se ha hecho”, manifestó el docente.
 
Por su parte Alberto Lozada Silva, ingeniero forestal, especialista en recursos forestales y especialista en manejo sostenible de bosques tropicales, aseguró que son varios actores los que están alrededor del recurso hídrico y quienes al final del ejercicio, son las encargados de velar por su conservación y adecuado uso. (Lea: Plan Nacional de Contingencia para enfrentar Fenómeno de El Niño)
 
“Los entes públicos deberían dinamizar actividades en torno al agua, ya que son las empresas privadas la que usufructúan el preciado líquido y al final las comunidades son las que carecen del mismo. Por ejemplo, hay muchas zonas en las que está prohibido realizar actividades que atenten contra los ecosistemas naturales como la tala de árboles u otras iniciativas de esta naturaleza y las autoridades ambientales no ejercen ningún control, por lo que también es necesario que aumente la vigilancia”, argumentó el experto.
 
Para combatir esta situación, se debe generar conciencia entre toda la población, en especial en niños y jóvenes, haciendo especial énfasis en el manejo de las basuras, ya que esos desperdicios que no se depositan en el lugar que les corresponde van a parar a los caudales, contaminándolos. (Lea: Usted, ¿ya sabe cómo prevenirse del Fenómeno de El Niño?)
 
Acciones que ayudarán a preservar el agua
 
1. No dejar correr inútilmente el agua y emplearla solo cuando sea necesario.
 
2. Descargar el inodoro, solo cuando sea indispensable.
 
3. Cerrar la llave cuando va a enjabonarse o lavarse el cabello.
 
4. Enjabonar los utensilios de cocina primero y luego enjuagar.
 
5. Usar la lavadora a su máxima capacidad, con tal de ahorrar agua y energía.
 
6. Cuando se lava a mano, hay que mojar la ropa, frotar ligeramente y luego enjuagar.
 
7. Usar un balde de agua para medir y controlar la cantidad de agua para el lavado del piso u otros lugares.
 
8. No emplear mangueras pues malgastan gran cantidad de agua.
 
9. No usar mangueras para lavar los autos, mejor usar un trapo húmedo y una cantidad controlada de agua en un balde.
 
Estas sencillas medidas permiten ahorrar muchos litros de agua y de paso una importante cantidad de dinero.